Existen redes actives que vinculan organizaciones e instituciones y que tienen como objetivo: 

•    Reconocer y promover el trabajo de las empresas comprometidas con facilitar la armonización del tiempo en su organización. 
•    Intercambiar y difundir conocimientos y experiencias en el ámbito de la gestión del tiempo. 
•    Hacer red con otras organizaciones públicas, privadas y del tercer sector, a nivel local e internacional, para generar complicidades y avanzar conjuntamente.